08/11/2016 | admin

“Las Fintech tienen la llave para solucionar algunos de los retos que enfrenta el sector financiero en América Latina”

Esta es una entrevista a Cristina Pombo y Gabriela Andrade del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

Fintech se está posicionando como una de las grandes tendencias del momento. Se trata de un movimiento que pisa con fuerza en los grandes mercados financieros, como el londinense y el neoyorquino, aunque tal y como hemos podido comprobar a través de nuestros Fintech radares de Argentina, Chile, Colombia y México, cada vez este sector gana más terreno en América Latina, donde Finnovista ha logrado identificar a más de 350 startups que pisan con fuerza en la región.

Dada la importancia estratégica del sector Fintech para la región, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha reconocido también la necesidad de contar con un estudio exhaustivo y un análisis del sector en América Latina, convirtiéndose en una alta prioridad para el BID, cumpliendo así su premisa de establecer referencias del estado actual de las Fintech latinoamericanas en relación a otras regiones del mundo. Así, desde su iniciativa Idear Soluciones ha decidido unir esfuerzos junto a Finnovista para ejecutar un estudio que supondrá el mayor levantamiento de información hasta ahora realizado en el continente, en el que han invitado a participar a las startups Fintech de 18 países latinoamericanos con el fin de identificar, segmentar y analizar el emprendimiento Fintech en América Latina, y cuyos resultados se publicarán a principios de 2017.

Si quieres descubrir más en detalle qué es el BID y en concreto este nuevo proyecto, no te pierdas la entrevista con Cristina Pombo,  quien trabaja en el Departamento de Relaciones Externas del BID, y Gabriela Andrade, especialísta Senior en Mercados Financieros del BID que nos aportan su visión como expertas del proyecto.

– ¿Qué papel desempeña el Banco Interamericano de Desarrollo en el ecosistema Fintech de Latinoamérica?

Por su naturaleza, el BID puede jugar un papel clave en diferentes partes del ecosistema. Por un lado, el BID trabaja con el sector público, asesorando y apoyando a los gobiernos en la implementación y reforma de políticas públicas, marcos regulatorios y otras intervenciones que sean conducentes a la innovación responsable y a que existan reglas de juego equitativas para los distintos actores. El BID cuenta también con una larga trayectoria de trabajo con la banca de desarrollo local, lo cual también abre a muchas oportunidades para apoyar al sector en el futuro. Además, el grupo BID a través de la Corporación Interamericana de Inversiones también puede financiar y apoyar directamente al sector privado de la región.

Adicionalmente el Banco desde 1996 ha venido apoyando Fondos de Inversión en la región así como la creación de redes sirviendo como catalizador del ecosistema entre inversionistas, academia, sector privado, sector público y emprendedores. Todo lo anterior en diversos temas, incluyendo naturalmente Fintech

– ¿Qué perspectiva tiene el Banco Interamericano de Desarrollo en torno a las oportunidades que se le presentan a las Fintech en América Latina, así como ante la regulación de las mismas?

Conceptualmente, las oportunidades para innovar en una región que se caracteriza por un uso relativamente bajo de servicios financieros formales son enormes. Y no nos referimos únicamente a los excluidos, sino inclusive a los que sí son o pueden ser parte  del sistema financiero pero de cierta manera se autoexcluyen. Y es que varias encuestas de demanda muestran que muchos ciudadanos de la región no usan servicios financieros porque no ven su utilidad o porque no los necesitan, lo cual no refleja necesariamente falta de educación financiera, como algunos sugieren, sino que en gran medida refleja la falta de propuestas de valor y diseños adecuados para diferentes segmentos. Es por esto que vemos una gran oportunidad ya que la gran mayoría de las Fintech intentan resolver o mejorar algún aspecto específico de la vida financiera de las personas y las PYMES; y es a través de soluciones que sean útiles para cada tipo de persona y empresa que lograremos un mayor uso de servicios financieros, y por lo tanto, sistemas más inclusivos y más profundos. En cuanto a la regulación, es importante considerar que la industria no podrá crecer sin claridad regulatoria pero al mismo tiempo la regulación no debe restringir la innovación. El objetivo es llegar a un balance adecuado, lo cual es complejo dada la rapidez del cambio y la necesidad de poder experimentar, pero muy necesario.

– En su opinión ¿creen que las políticas públicas son relevantes para que el sector Fintech en la región “detone”?

Sin duda, y hay ejemplos en otras regiones en el mundo que lo están demostrando (por ejemplo, el caso de Singapur o Reino Unido). En general, y si bien hay distintos grados de avance en las discusiones en cada país, América Latina tiene que prácticamente empezar a navegar esta realidad y vemos cada vez más claro que existe algún tipo de urgencia en hacerlo. Esta urgencia responde a varios factores, entre ellos el hecho de que vemos más dinamismo en otras regiones que la nuestra, y que en la región si hay el talento y las ideas para construir un sector Fintech dinámico y que cumpla un papel para el desarrollo de nuestros países.

– ¿Qué les motivó a colaborar con Finnovista en el lanzamiento de este estudio? ¿Cuáles son los objetivos principales del estudio? ¿Qué aportará  y cómo ayudará al sector y la comunidad Fintech Latinoamericana?

Una de las principales motivaciones para esta iniciativa es la necesidad de comprender mejor las innovaciones y tendencias Fintech que están sucediendo en la región y como estas pueden pueden solucionar algunos de los retos que enfrenta el sector financiero en nuestros países. Y es que si bien si existe información sobre el sector en Latinoamérica, esta no ha sido consolidada y no cubre todos los países. Dada esta brecha, y considerando que una de las mayores fuentes de información ha sido precisamente Finnovista, esta colaboración para ampliar y profundizar el conocimiento existente fue dándose como un paso natural.  En cuanto al aporte, con este estudio queremos brindar  tanto el sector público como privado de la región una herramienta que les permita iniciar discusiones y acciones a nivel de política pública y de inversión y financiamiento (tanto privado como público) en segmentos estratégicos. Además, el estudio busca comparar el estado actual de las Fintech latinoamericanas en relación a otras regiones del mundo para que podamos ver cómo nos estamos posicionándonos globalmente en este aspecto de la revolución digital, que no podemos permitir quedarnos atrás. Esperamos que esta comparación sirva también para mostrar la urgencia que existe para poder lograr incorporar todas estas innovaciones de una manera adecuada y responsable para lograr varios objetivos de desarrollo.     

-¿Por qué creen que son necesarios este tipo de investigaciones?

Por un lado, medir es importante en este tipo de industrias tan nuevas, que tienden a estar subestimadas e inclusive sujetas a preconcepciones. Por ejemplo, apoyamos un ejercicio similar para medir las finanzas alternativas en la región y fue sorprendente para muchos el hecho de que, a esa fecha, existían más de 70 plataformas operando en distintos países. Pero en particular, medir es importante porque en nuestra experiencia los datos son claves para detonar discusiones y acción a nivel de políticas públicas. Otro factor clave es que este tipo de investigaciones usualmente resultan en una serie de nuevas preguntas importantes a resolver, lo que nos ayuda a enfocar mejor las agendas de investigación a todo nivel. 

– En su opinión, ¿en qué punto de madurez creen que se encuentra el sector Fintech en América Latina?

El sector está creciendo rápidamente y sin duda el panorama es muy positivo, pero todavía hay mucho trabajo por hacer, y esta tarea es de todos. Por un lado, el hecho que Fintech ocupe el primer lugar en las inversiones inversión de VC en tecnología en la  región es alentador, pero al mismo tiempo lo montos son todavía bajos y además  este tipo de inversiones está llegando solo a una minoría de las startups. El sector necesita de financiamiento, capital, y de mucho apoyo no financiero como sistemas de mentoría y aceleradoras  para poder seguir madurando y  creciendo. 

Sobre Cristina Pombo (Advisor, Office of External Relations, Inter-American Development Bank)

cristina

Cristina es colombiana y trabaja en el Departamento de Relaciones Externas del BID. Su tarea se enfoca en promover la cultura de la innovación dentro y fuera de la organización, conectando los desafíos del desarrollo en América Latina y el Caribe con soluciones innovadoras e involucrando en ello a las mentes más creativas del mundo. Previamente en el BID, se desempeñó como especialista en la Oficina de Planificación Estratégica y Efectividad en el Desarrollo, y como consejera de la Vice Presidencia de Países.

Sobre Gabriela Andrade (Financial Markets Senior Specialist, Inter-American Development Bank)

gabriel

Gabriela trabaja en la división de mercados de capital e instituciones del BID donde se enfoca en temas relacionados a Fintech, inclusión financiera, monedas digitales, temas de género en el sector financiero y el uso de garantías para movilizar inversión privada para el desarrollo. En sus diez años en el BID ha tenido distintas posiciones, incluyendo economista de país y coordinadora de financiamiento concesional en la Vice Presidencia de Países. Realizó estudios de pregrado y posgrado en economía en McGill University. 


« “La innovación siempre va a preceder a la legislación” Banks reactions to the Fintech disruption in Brazil »

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás las últimas novedades y serás parte de la comunidad Fintech líder en América Latina y Europa.

Lead Source






Nombre*
Apellido*
Email*
Soy de …*

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás las últimas novedades y serás parte de la comunidad Fintech líder en América Latina y Europa.

Lead Source






Nombre*
Apellido*
Email*
Soy de …*