26/11/2019 | Admin

El número de startups Fintech en España crece un 16% en un año, hasta las 392

El ecosistema Fintech en España continúa su avance impulsado por el empuje del neobanking, gestión de patrimonios e Insurtech. Destaca la fuerte internacionalización de las startups y que sólo un 19% de las startups encuestadas contaba con una mujer entre sus socios

El ecosistema Fintech de España contaba con un total de 392 startups a finales de octubre de 2019, según los datos recogidos en el Fintech Radar de España realizado por Finnovista, lo que representa un incremento anual del 16% y un crecimiento de 101 emprendimientos netos, respecto a la última fecha en que se realizó este informe, hace dos años.

Del estudio, se desprenden otros datos significativos respecto a la situación del ecosistema en España. Por un lado, sólo un 19% de las 150 startups que respondieron la encuesta contaba con una mujer en el equipo fundador, lo que contrasta con lo que sucede en otros países con un ecosistema Fintech consolidado. Otro de los datos significativos del informe tiene que ver con la internacionalización: un 52% de las startups tiene operaciones fuera de España.  

El aumento en la cifra se ve afectado por dos fenómenos. Por un lado, constatamos la existencia de 152 nuevas startups de reciente creación en los últimos 24 meses, lo que representa un crecimiento anual de 24%. Por otro lado, hemos estimado que la mortalidad anual de las startups Fintech asciende al 8% en el mismo periodo.

Puedes descargar la imagen AQUÍ o si prefieres la versión imprimible puedes descargarla AQUÍ.

Para entender mejor la dinámica, los retos y las oportunidades del ecosistema Fintech en España, Finnovista ha realizado una encuesta a una muestra representativa de 150 startups.

Históricamente los segmentos Fintech predominantes en el ecosistema español (y en otros ecosistemas de Iberoamérica) han sido Pagos y Préstamos. Esta tendencia se mantiene al día de hoy, con estos dos segmentos representando el 31% del total de startups. 

Por orden de relevancia, la distribución observada de las startups Fintech en España es la siguiente:

Si bien se observa un crecimiento en casi todos los segmentos Fintech, Pagos y Remesas registró un descenso del 1%, a pesar de ser uno de los segmentos con mayor cantidad de startups. 

De todos los segmentos en los que se observa crecimiento, destacan por mucho los Neobancos, Wealth Management, Insurance y Enterprise Technology for Financial Institutions. Esto indica que en el ecosistema Fintech español han dejado de crearse nuevas soluciones de procesamiento de Pagos Digitales, y ha aumentado la oferta de soluciones integrales y de mayor valor agregado como Banca Digital, Seguros, Robo-Advisors y Tecnología Financiera para Corporativos. 

La siguiente gráfica muestra el crecimiento de participación de cada segmento en el ecosistema con respecto a los datos del 2017.

Madrid se posiciona como el mayor hub de innovación financiera en España, siendo la ciudad de origen de poco más de la mitad de las startups del país (51%). Después se encuentran Barcelona y Valencia, cada una como ciudad de origen del 12% y 10% de las startups, respectivamente. En la siguiente gráfica también se puede observar el tiempo que las startups han estado operando en el país. Es preciso recordar que estos datos corresponden a una muestra representativa de startups encuestadas y no del total de startups en el radar.

A diferencia del nivel de internacionalización de las startups latinoamericanas observado en el reporte Fintech en América Latina 2018: crecimiento y consolidación, en España este indicador es relativamente alto. Según la encuesta realizada para ésta publicación, el 52% de las startups Fintech operan en otro país además de España, frente al 32% de la media en América Latina. Otra conclusión es que casi un cuarto (23%) de las startups encuestadas reportan tener operaciones en México.

La tasa de paro en España es una de las más altas en la Unión Europea, y aunque la relación entre el nivel de desempleo y la propensión a emprender sea uno de los temas más debatidos entre la comunidad de investigadores en materia económica, hoy un 4% de las startups Fintech en España señala tener más de 100 empleados como consecuencia del crecimiento de sus operaciones, capital e ingresos. En el otro extremo, un 57% de las compañías se mantiene con menos de 10 empleados, siendo esto un reflejo del surgimiento de nuevas startups en el país. 

En términos de equidad de género, un 19% de las startups Fintech españolas que participaron en la encuesta tienen a socias mujeres dentro de sus equipos fundadores. Este dato sin duda contrasta con el 35% de mujeres fundadoras de startups Fintech en América Latina, de acuerdo al estudio Fintech en América Latina 2018: crecimiento y consolidación.

En relación a su estadío de madurez, el 9% de las startups Fintech encuestadas señalan estar en una etapa previa al lanzamiento de su producto, un 29% indican estar listas para escalar y el 51% está ya en una etapa de crecimiento y expansión.

Las tecnologías detrás de casi la mitad de las startups Fintech en España son Open Platforms & APIs, así como Big Data & Analytics, lo cual sostiene la premisa de que en el ecosistema Fintech español surgen cada vez más soluciones Fintech integrales y de alto valor agregado para usuarios y empresas. Solamente el 3% de la muestra reportó que su solución es habilitada por Hardware.

De acuerdo al estudio, el 42% de las startups Fintech españolas tienen un modelo B2B y ofrecen soluciones a corporativos e instituciones financieras. Esto contrasta con lo observado en países de América Latina como México, donde la mayoría de las startups Fintech (35%) construyen soluciones para pequeñas y medianas empresas y usuarios del segmento no-bancarizado.

Según los datos reportados por las startups encuestadas, la siguiente gráfica muestra la distribución de los niveles de ingreso promedio que generan las startups. Se puede observar que buena parte de la muestra reporta tener ingresos anuales menores a 50.000 euros al año.

Hasta hoy, el 73% de las Fintech españolas reportan haber recibido capital o financiación por parte de terceros, estimando que un 3% de las compañías lo han hecho por montos superiores a 25 millones de euros, y un 32% por montos inferiores a 100.000 euros.

Al ser una industria altamente regulada, es importante conocer la percepción que tienen los emprendedores españoles de la normativa a la que deben sujetarse sus proyectos. Casi la mitad de los encuestados (42%) creen que podrían beneficiarse de esquemas sandbox. El propósito de un sandbox regulatorio es adaptar prácticas de compliance y regulación financiera estricta, con el crecimiento y la velocidad de las empresas más innovadoras, de manera que no suponga restar competitividad al sector Fintech con la normativa bancaria actual, pero a la vez no impacte la protección de los consumidores.

Para terminar con el análisis, si comparamos la actividad Fintech por segmento entre España y otros hubs Fintech en Iberoamérica, podemos ver que destaca particularmente en Wealth Management, Insurance y Scoring, Identidad y Fraude.

¿Conoces alguna startup Fintech en España que no haya sido incluida en nuestro Fintech Radar? Por favor ponte en contacto con: [email protected].


« »

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás las últimas novedades y serás parte de la comunidad Fintech líder en América Latina y Europa.

Lead Source






Nombre*
Apellido*
Email*
Soy de …*


¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás las últimas novedades y serás parte de la comunidad Fintech líder en América Latina y Europa.

Lead Source






Nombre*
Apellido*
Email*
Soy de …*