26/01/2017 | Andrés Fontao

LATAM Regulation Scorecard

El director general de una firma mediana de servicios financieros en Estados Unidos recientemente me comentó: “nuestra industria está más regulada que la industria nuclear.” Es un comentario que me hizo practicando deporte un domingo, que no debería haber pasado a más. Sin embargo, me dejó huella y lo recuerdo con determinada precisión y claridad desde entonces, tanto por su expresión como por su tono despreciable y despreocupado de que las startups Fintech pudiesen transformar, o incluso desintermediar su propio negocio. Se escudaba en la regulación financiera para proteger su visión y modelo de negocio. Por suerte, para el consumidor y para las Fintechs, el regulador no piensa de esta forma tal y como demostró, por ejemplo la OCC (Office of the Comptroller of the Currency) en su propuesta de flexibilizar los requerimientos para startups Fintech en Estados Unidos.

Desde Finnovista llevamos más de cuatro años desarrollando y articulando el ecosistema Fintech en América Latina con actividades como FINNOSUMMIT en Bogotá y Ciudad de México, los Finnovista Pitch Days, los Fintech Radars y a través de competencias de startups como FINNOSUMMIT Challenge, Innotribe Startup Disrupt y BBVA Open Talent. Durante este tiempo hemos visto crecer de primera mano el número de actores que se están interesando por formar parte de la transformación y la innovación en servicios financieros.

Precisamente es este incremento en el número de actores que están innovando en la industria de servicios financieros lo que ha derivado en esfuerzos y conversaciones dentro del sector para ajustar mejor las regulaciones ante la transformación digital. Definitivamente uno de los actores que mayor interés ha demostrado por integrarse como miembro activo en la comunidad, tanto por iniciativa propia como por los esfuerzos de los emprendedores, es el regulador financiero.

Gobiernos de diferentes países de la región han tomado acciones para brindar claridad a ciertos modelos de negocio en beneficio de los consumidores y emprendedores. En junio de 2016, por ejemplo, el gobierno de México presentó la Política de Inclusión Financiera que tiene como uno de sus ejes principales, el aprovechamiento de las innovaciones tecnológicas para ampliar el uso de los productos y servicios financieros dentro de un marco regulatorio que brinde seguridad a todos los participantes del sistema financiero.

En diferentes países de América Latina, los emprendedores Fintech han promovido la creación de asociaciones orientadas a representar los puntos de vista de la nueva industria de servicios financieros ante los reguladores, promover la cultura en relación a las Fintech entre el público general y coordinar trabajos para impulsar mejores prácticas en la industria. Es así como surgieron, por ejemplo, la Asociación de Fondeo Colectivo (AFICO) en México en 2014, la Asociación Brasileña de Equity Crowdfunding en 2014, la Asociación Fintech México en 2015, la Associação Brasileira de Fintechs (ABFintechs) y la Asociación Colombia Fintech, éstas dos últimas a finales de 2016. En el primer mes de 2017 ya hemos visto nacer la Cámara Argentina de Fintech, iniciativa liderada por el emprendedor serial y fundador de DineroMail (ahora PayU), iBillionaire y Moni, Ale Estrada, y seguro veremos nacer en los próximos meses iniciativas similares en otros países de la región.

Durante los últimos meses, desde Finnovista hemos estado inmersos en una monitorización de la actividad Fintech en América Latina de la mano del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y cuyos resultados e informe se publicarán en breve. A través de una investigación y un cuestionario que compartimos con los más de 1000 emprendedores Fintech de la región, logramos realizar un estudio exhaustivo y análisis profundo del sector, el cual incluye también elementos relacionados con la regulación, así como una valoración de los emprendedores sobre el ambiente regulatorio actual para su startup y segmento Fintech. Los datos de manera agregada indican que 21.3% de los emprendedores Fintech en la región consideran que la regulación actual es excesiva, aunque otro 27.2% de los emprendedores señala que aunque no existe una regulación específica, ésta sí se requiere. Sin embargo, es importante destacar que el 45.6% de los encuestados mencionó que la regulación actual es adecuada, o bien, que no es necesaria una regulación específica. Sólo un 5.9% piensa que la regulación es muy laxa.

Todo esto suena bien, el desarrollo del sector Fintech en la región ha avanzado, pero no podemos dormirnos en los laureles – los líderes y tomadores de decisión de la región deben dar pasos firmes que materialicen y den continuidad al reciente dinamismo observado en el sector. Conforme avanza la innovación, se hace imprescindible flexibilizar los marcos regulatorios y legislativos de manera que permitan (y no limiten) el acceso y operación de las Fintech dentro del sistema financiero. Será necesario el relacionamiento continuo de los reguladores con los emprendedores, mediante mecanismos tan diversos como la instalación de foros de debate, la realización de consultas, la implementación de “sandbox” regulatorios, y el apoyo en innovaciones RegTech en la región. Como se muestra en nuestro LATAM Regulation Scorecard, los países de América Latina aún están lejos de alcanzar el nivel de maduración y avance en asuntos regulatorios que han mostrado los países líderes en estos asuntos, como lo son Singapur y Reino Unido.

 

Sobre Andrés Fontao

Andrés es cofundador y Managing Partner de Finnovista, con la que ha puesto en marcha eventos especializados para la comunidad Fintech, concursos para startups y programas de Open Innovation patrocinados por entidades bancarias por toda Europa y América Latina bajo diferentes marcas, incluyendo NextBank, Innotribe y BBVA Open Talent . Antes de lanzar Finnovista , Andrés trabajó en una startup Fintech de Silicon Valley, liderando su expansión en Europa y Latinoamérica . Antes de eso, fue jefe de banca móvil en Bankinter. Andrés también ha trabajado como consultor para varias operadoras de telefonía móvil en Europa y México. Andrés cuenta con una licenciatura de la Universidad de Middlebury en Vermont (EE.UU.) y MBA por el IE Business School de Madrid.


« FINNOSUMMIT Pitch Competition Finnovista Pitch Day reunió el pasado 2 de febrero a la comunidad Fintech de Madrid en torno a las mejores startups emergentes »

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás las últimas novedades y serás parte de la comunidad Fintech líder en América Latina y Europa.

Lead Source






Nombre*
Apellido*
Email*
Soy de …*

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás las últimas novedades y serás parte de la comunidad Fintech líder en América Latina y Europa.

Lead Source






Nombre*
Apellido*
Email*
Soy de …*